domingo, 23 de junio de 2013

El candidato melancólico

Purple Haze, de Peter Maier

José Antonio Millán publicó en 2006 un libro sobre el lenguaje titulado El candidato melancólico. Con semejante título cualquiera podría pensar que el libro trataba de un candidato al que, en plena campaña electoral, asalta una tristeza infinita. Pero no, nada más lejos de la realidad. El autor hace un guiño a la etimología con el título de su libro pues en realidad procede de la frase "el hombre vestido de blanco que tenía la bilis negra":

"¿Blanco?, ¿negro? -podría preguntarse el lector-, ¿dónde se encuentran esos colores? Están encerrados en el interior de las palabras. El latín candidatus viene de cándidus, 'blanco', porque quienes optaban a un cargo en Roma llevaban una toga blanca. Melancolía viene del griego melas, 'negro' y de kholé, 'bilis', y es un rastro de la época en la que se creía que los humores -los 'líquidos'- del organismo influían sobre los humores -'estados de ánimo'- de las personas."

Y así comienza su libro entrando de lleno en esa hermosa ciencia que estudia el origen de las palabras: la etimología, palabra que a su vez procede del griego étymos, 'verdadero' y del también griego logos, 'palabra'.

La etimología nos descubre la historia de una palabra, su procedencia pero también abre la puerta de sus andanzas, ¿en qué otras lenguas tiene la misma raíz una palabra?, ¿quiénes son sus parientes?, ¿a dónde emigró y por qué?, ¿de dónde viene?

Si les gusta el lenguaje lean "El candidato melancólico", no se arrepentirán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada