martes, 6 de octubre de 2015

Alharaca

Young Man, de Philip Harris

"Alharaca. Melindres, halagos, gestos y jerigonzas que se hacen para convencer a uno, o para complacerlo, o para simular alguna cosa.

Los árabes decían háraka para significar movimiento, agitación y emoción; los moros peninsulares modificaron un tanto esta voz, diciendo haráka (al haraka). Es palabra bien conservada en Egipto y en otros lugares del norte de África, aunque háraka en Marruecos designa también un juego de caballería en el que los jinetes muestran su pericia. Antiguamente se tenían por alharacas las voces destempladas que una o varias personas hacían para mostrar su indignación, su queja, su alegría o su ira, pero como son voces excesivas o poco ajustadas, acabó por comprenderse que las alharacas no son sino falsedades y gestos teatrales con los que se pretende demostrar lo que no se siente."

José Calles Vales: Origen de las palabras estrafalarias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada