miércoles, 11 de noviembre de 2015

Ámbitos de uso de una lengua


Bailarina de hombros desnudos, de Mary Cassatt

El uso por una misma persona de más de un idioma nos lleva a reflexionar sobre los distintos ámbitos en que una lengua puede ser empleada. Veamos, por ejemplo, el caso de Euskadi, una persona de San Sebastián, si tiene el euskera como lengua materna, se comunicará con la familia en esa lengua, probablemente también la utilice en la escuela y más ocasionalmente, en la calle. En la actualidad apenas quedan personas monolingües en euskera, con lo que ese hablante hipotético sabría también castellano.

El castellano se emplea socialmente en aquellos ámbitos que no son vascoparlantes o en los que, aunque lo sean, haya personas que no comprenden el euskera. El castellano se utiliza también para ver la televisión española, leer periódicos nacionales e ir a la universidad (hay estudios en euskera, naturalmente, pero algunas o varias clases se impartirán en castellano).

El francés es un idioma que ha perdido terreno en Euskadi, pero que es muy solicitado en San Sebastián en algunas profesiones porque dada nuestra proximidad a la frontera, son muchos los franceses que vienen de compras y a hacer turismo. Así pues, el francés es un idioma que se requerirá profesionalmente.

El inglés finalmente se ha convertido en la lengua vehicular, lo que significa que es la lengua que los hablantes de distintas lenguas han elegido para el entendimiento mutuo.

De esta forma, uno puede tener una lengua para el ámbito familiar, otra para el social, una tercera para el desarrollo profesional y una cuarta como lengua vehicular. ¿Quién dijo diglosia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada