jueves, 10 de septiembre de 2015

Yucatán

Sawhill Gold, de Marc R. Hanson

"Cualquier nombre que usted elija servirá, dijo él. No me corresponde a mí decidir, respondí. Me parece que entonces le conté una historia, una historia que había oído por la emisora de radio de la universidad cuando iba camino del aeropuerto. Una expedición española se tropieza con unos mayas. Los españoles preguntan: ¿Cómo se llama esto? Los mayas contestan: Uic atan, no entendemos vuestras palabras. Los españoles piensan que les han dicho que el lugar es Yucatán, y este nombre imponen, infligen, en el lugar. Al igual que Adán, creen que Dios les ha otorgado el derecho a dar nombre a un mundo."

Demetria Martínez: Lengua Madre

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada