lunes, 12 de noviembre de 2012

Desahucio

Mujer con los ojos cerrados, de Lucian Freud

La palabra desahucio está tristemente de moda hace ya unas cuantas temporadas. En algunos países no se lleva en invierno pero en el nuestro resiste y permanece. Existen el desahucio express, la plataforma Stop Desahucios y la web www.edesahucios.com donde le tramitan un ídem rápido y económico. 

Desahuciar, según la Real Academia Española de la Lengua, tiene tres significados:

"1. Quitar a alguien toda esperanza de conseguir lo que desea. 
2. Dicho de un médico: Admitir que un enfermo no tiene posibilidad de curación.
3. Dicho de un dueño o de un arrendador: Despedir al inquilino o arrendatario mediante una acción legal."

En su etimología el término procede del siglo XIV y es un derivado del antiguo ahuciar, primitivamente afiuzar, 'dar confianza o crédito a una persona'. Este verbo, procede a su vez de fiuza 'confianza' (de donde se deriva fiduciario).

Una persona desahuciada es, por lo tanto, alguien que ha perdido la confianza (y con ella la casa), alguien a quien se le ha arrebatado toda esperanza o alguien sin posibilidad de curación. Yo, la verdad, entiendo perfectamente que quien esté en cualquiera de estas circunstancias, no tenga ganas de vivir.

4 comentarios:

  1. Cada año, con motivo del Día del Español, que celebra el Instituto Cervantes se elige la palabra mas bonita de este idioma. "Desahucio" es una palabra fea, fea, fea...

    http://bibliotecaiesjosedelcampo.blogspot.com.es/2012/04/la-palabra-mas-bonita-del-castellano-es.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es fea, antipática y además no tiene corazón.

      Eliminar
  2. Nunca una palabra evocó tanta desgracia: adversidad, calamidad, infortunio, quebranto, desesperación, amargura...

    ...ni encerró tantos agravios: crueldad, insolidaridad, frialdad, desconsideración, desaire, vilipendio, repulsa, desatención, menosprecio, repulsa...

    ...ni tanto escarnio: camelo, engaño, burla, estafa, fraude, trampa...

    ResponderEliminar
  3. Cuánta gente habrá pasado noches y noches en blanco con todas esas palabras dando vueltas en su cabeza. Creo que lo has expresado de maravilla , Víctor.

    ResponderEliminar