miércoles, 31 de octubre de 2012

Heinrich Heine o la nada


De cómo el poeta alemán Heinrich Heine pasó a llamarse la nada en francés:

"Aquí, en Francia, mi nombre en alemán "Heinrich" se tradujo como "Henri" en cuanto llegué a París. Tuve que resignarme a ello y terminé llamándome así en este país, puesto que la palabra "Heinrich" no le sentaba bien al oído francés y los franceses recurren a todo lo que tengan a su alcance para transformar el mundo en algo plancentero y fácil para sí. Tampoco eran capaces de pronunciar el nombre "Henri Heine" correctamente, por lo que para muchos me llamo Enri Enn; otros lo han reducido a "Enrienne" y algunos hasta me llaman "Un Rien".*


* Heine, Werke, vol. 4, Schriften über Deutschland, p. 558. Cita de Heller-Roazen, Daniel: Ecolalias, Katz Editores, 2008.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada