miércoles, 23 de diciembre de 2015

Gracias

Jardines de Aranjuez, de Santiago Rusiñol

Hoy he visto un anuncio -hay que ver lo listos y astutos que son estos publicistas- de una compañía telefónica que recomendaba regalar palabras. El anuncio aconseja decir a alguien muy querido algo que sea un auténtico regalo. Y a mí se me ha ocurrido que ya era hora de decirles a ustedes, mis queridos lectores, gracias.

Gracias a Javier, a Josean, a Marisa, a Maite, a Juanjo, a José Antonio, a María Jesús, a Fina, a Beatriz, a David, a Pili, a Juan Salvador, a Máximo y a todos los que me leen. Porque vosotros me animáis a escribir, a buscar algo interesante que contar, a ir a la biblioteca, a pensar... y en ese afán crezco y aprendo y a mí, que soy bastante rara, aprender me hace muy feliz.

Dice Vargas Llosa que uno escribe para que lo quieran, yo no diría tanto pero sí diría que desgranando palabras en este blog, en este empeño tan mínimo, me siento feliz. Así que, ya saben, uno de los brindis de estas Navidades, irá por ustedes. Gracias.

1 comentario:

  1. Siendo justos, las gracias hay que dárselas a usted por los buenos ratos que nos hace pasar con sus artículos, por lo que nos enseña de ese mundo maravilloso e infinito que son las palabras y por las ilustraciones tan preciosas que acompañan cada post. Este blog es una delicia. Está escrito con conocimiento, con respeto y con cariño, virtudes que no son frecuentes en internet. Muchas gracias y Felices Navidades.
    Josean

    ResponderEliminar