lunes, 19 de mayo de 2014

Patente de corso

Autum: Banks of the Seine near Bougival, de Alfred Sisley

Patente de corso, además de ser el nombre del blog de Arturo Pérez-Reverte, es una expresión que viene a significar algo así como que uno tiene permiso para hacer lo que le venga en gana, incluso aunque vaya contra la ley.

Una, en su arrogante ignorancia, siempre ha pensado que esta expresión procedía de algún tipo de favor concedido por un poderoso rey a los corsos, pero he aquí que ese 'corso' no se refiere a los habitantes de Córcega, sino que alude al latín cursus, 'carrera' y consistía en un documento que permitía a aquel propietario de navío que lo detentaba atacar barcos y poblaciones de países enemigos. Le convenía al señor que facilitaba este permiso porque automáticamente convertía a ese capitán de navío en una especie de franquiciado de su país que defendía sus intereses.

Curioso, ¿verdad?


6 comentarios:

  1. Como los bandoleros de la sierra al servicio de los caciques. La vida misma. Lo que yo aprendo con este blog. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, Bea, ya somos dos las que aprendemos.

      Eliminar
  2. Está bien, está bien. Empero, no sé si lo de detentar es escrupulosamente exacto: Videla detentaba el poder (y Franco, claro), pero Hitler no. Éstos, los de aquí y ahora, tampoco, aunque moralmente nos lo parezca. En fin, me ha gustado, Gemma. La comparanza no tiene resquicio alguno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, Rockberto, 'detentar' no es la palabra adecuada y debería cambiarla, pero si lo hago no se van a entender estos comentarios, así que dejemos mi error para la posteridad. Gracias por tu comentario, también con él he aprendido.

      Eliminar
  3. Hola Gemma, la patente de corso o permiso convertía a los corsarios en protegidos por el Estado, una especie de funcionarios, lo que daba un status diferenciado respecto a los simples piratas, que serían como los autónomos de la piratería.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David, cuánto tiempo sin verte por aquí. Muchas gracias por tu valiosa aportación.

      Eliminar