jueves, 29 de mayo de 2014

Glamour

Female College Student, de Zhao Youpin

Algunas palabras recorren un largo viaje antes de llegar a un país en el que quedarse. No puedo hoy dejar de pensar en la similitud (solo literal) con el viaje de los inmigrantes que estos días han saltado la valla de Melilla dejándose algunos jirones de piel en las dichosas concertinas.

Pero yo les quería hablar de glamour, cualquiera pensaría que esta palabra nos llegó directamente de París porque ¿se les ocurre una palabra más francesa? Pero no, glamour partió de Grecia, como tantas otras palabras de nuestro idioma, y siguiendo con su extraño periplo, viajó a Inglaterra, en lugar de a Roma, y de allí a Francia, donde pasó un largo tiempo antes de llegar a nuestro país.

Por el camino cambió completamente, salió siendo grammar, 'gramática' y en Inglaterra pasó a ser glamour, significando "un hechizo mágico u oculto que afectaba la percepción visual de una persona, mostrando los objetos percibidos de una manera diferente de la real y presentándolos de una manera atractiva, magnífica o glorificada"*. Según la RAE el significado hoy es 'encanto sensual que fascina' y se puede escribir también glamur,  aunque resulta mucho menos glamouroso.


* Wikipedia, en el término "Glamour".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada