martes, 16 de julio de 2013

Jaqueca y migraña


El Grito, de Edward Munch

A veces, mejor dicho a menudo, a una le duele la cabeza. Me levanto de la cama espesa y nublada, me muevo despacio y lo único que puedo pensar es "cómo diablos puede doler tanto una cabeza". Deambulo por la casa como un zombi esperando a que escampe dentro de mi cerebro y que, poco a poco, las ideas y los pensamientos vayan encontrando su sitio. Es como si todo en la cabeza se hubiera desordenado y se pegara contra las paredes. No poder pensar no es tan bueno como creemos cuando algo nos obsesiona.

En uno de esos días, solo se me podía ocurrir un post que indagara de dónde vienen las palabras que dan nombre a ese dolor. Así descubrí que ‘jaqueca’ viene del árabe shaqiqa, donde significa ‘mitad’, haciendo alusión a ese característico dolor que abarca medio lado de la cabeza.

Otro tanto indica su nombre griego hemicránea (hay unas conocidas pastillas para el dolor de cabeza que se llaman ‘Hemicraneal’) de hemi, ‘medio’ (hemisferio, hemiplejía) y cráneo, y de aquí es de donde procede nuestra palabra 'migraña'.

Jaqueca y migraña, tan distintas y tan iguales, vienen a significar lo mismo procedentes de dos caminos diferentes, la primera del árabe, la segunda del griego. Ya me voy sintiendo mejor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada