jueves, 24 de enero de 2013

El reposo del guerrero en Mali

 Sangha Market, de Miquel Barceló

La reciente intervención de Francia en Mali ha provocado sorpresa y confusión general. A mi, además, me produjo el desconcierto de no saber dónde situar Mali en el mapa de África. África parece ser nuestra asignatura pendiente, ese continente desconocido e insondable, siempre sumido en guerras, lleno de señores de la guerra, que reclutan niños para su guerra.

Y si no sabemos dónde está Mali más allá de situarlo en África, cómo saber qué se habla allí. El Gobierno de este país tiene una página web www.primature.gov.ml/, escrita en francés, en la que, bendita vida cotidiana, uno puede encontrar la hoja de ruta para pasar de la televisión analógica a la digital. La vida tiene estas cosas, hasta los señores de la guerra quieren ver la televisión en su tiempo de reposo.

Pero el francés, lengua oficial de Mali, no es la única lengua que se habla en este país. El 80% de la población habla también el bambara, una de las 2.000 lenguas que se hablan en África y principal lengua del comercio en Mali.

A partir de la década de los setenta, el bambara se ha transmitido sobre todo a través de la escritura latina pero antes se utilizaba el alfabeto N'ko, que es un sistema de caracteres ideado para transmitir las lenguas llamadas mandé de África Occidental. N'ko significa "yo digo" y fue ideado por Solomana Kante, un escritor africano. Esperemos que aunque el alfabeto latino se haya impuesto al N'ko, el bambara siga teniendo mucho que decir en Mali.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada