jueves, 12 de marzo de 2015

La risa de Dolores

Zeli, de Sharon Sprung

"Dolores habla y se ríe, come y se ríe, calla y se ríe. Le sale la risa como a una granada abierta en sazón: todo es sazón en Dolores.
-Dolores, ¿cuándo vas a dejar de reír?
Dolores farfulla algo riéndose, riéndose con los ojos, con los carrillos, con el pelo, con los brazos, riéndosele el cuerpo, farfulla algo que traducido:
-Yo no sé cuando voy a dejar de reírme.
Se ríen sus dieciocho años por todas partes, cuando está en la aceituna tirada en los suelos (con el frío que hace en la aceituna, cómo se le ponen a una las manos), cuando friega, cuando lava, cuando canta, cuando sale con el novio, le sale el chorro, la granada de su risa, le estalla abriendo a la alegría de su dentadura, chorreando en el aire el surtidor fresco de su risa.
-Yo qué sé cuándo voy a dejar de reírme."

Muñoz Rojas, José Antonio: Las cosas del campo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada