sábado, 28 de marzo de 2015

La cohesión del español

Femme en Kimono, de Mary Brewster Hazelton

Algo que no nos llama suficientemente la atención es la cohesión del español. Es, cuando menos, curioso que el idioma que se habla en Venezuela sea el mismo que el que se habla en Argentina, España, Cuba o las Islas Canarias. Algo que no sucede con otras lenguas que pasan por unitarias porque tienen un nombre común -el árabe, por ejemplo- y que están absolutamente ramificadas y constituyen un conjunto de sistemas diversos.

Dicen los lingüistas que buena parte del éxito de esta cohesión del español la tienen sus cinco vocales netamente diferenciadas, sin vocales mixtas ni intermedias, sin diferencias en su intensidad (¿tendrán también estas cinco vocales la culpa de que nos resulten tan difíciles de pronunciar las inglesas?).

Una lengua separada por un océano y numerosas fronteras políticas que se mantiene unida desde hace más de cinco siglos es un fenómeno notable y loable (lo hable quien lo hable)*.


* Tomado del título de un libro de Luis Piedrahita

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada