miércoles, 17 de febrero de 2016

Que todo cambie para que todo siga igual

Marilyn, de Daniela Rosenhouse

La frase del título hizo fortuna a partir de la película El Gatopardo. El gran Visconti llevó al cine la novela del mismo título de Giuseppe Tomasi di Lampedusa en 1963, en ella se narran las vicisitudes de Don Fabrizio Corbera, Príncipe de Salina, y su familia entre 1860 y 1910 en Sicilia.

La frase es pronunciada por el sobrino del aristócrata, aristócrata él también, tratando de explicar a su tío por qué ha decidido sumarse a los partidarios de Garibaldi. "Si nosotros no participamos también, esos tipos son capaces de encajarnos la república. Si queremos que todo siga igual, es necesario que todo cambie (si vogliamo che tutto rimanga com'è, bisogna che tutto cambi)".

Esperemos que no sea lo que suceda en la escena política española y que el cambio que la mayoría esperamos, sea un verdadero cambio. Y a mejor que, ya saben, no hay situación por mala que sea que no pueda empeorar. Estoy pesimista, ¿verdad?, será el frío.

1 comentario:

  1. ¿La escena política española? Pues si la comparamos con el fin "El gatopardo" vamos buenos. Ni Rajoy es Burt Lancaster, ni Pedro Sánchez es Alain Delon, ni Rita Barberá es Claudia Cardinale... Ya lo dicen con sorna: el parlamento que tenemos es de tipo italiano... pero sin italianos. Que Dios nos coja confesados.
    Josean

    ResponderEliminar