martes, 12 de noviembre de 2013

Concertina

Madrid, de Paula Varona

Cuando oí que iban a poner concertinas rematando la valla de Melilla*, pensé que yo siempre hubiera dicho que esa palabra hacía referencia a un instrumento de música y que nunca había oído que fuera una especie de alambre de espinos.

Curioseando por ahí veo que según el diccionario de la RAE concertina tiene un único significado: "un acordeón de forma hexagonal u octogonal, de fuelle muy largo y teclados cantantes en ambas caras o cubiertas", pero veo también que Wikipedia incluye un artículo titulado "Concertina (defensa)", en el que recoge que "es un tipo de alambre de púa o alambre de cuchillas fabricado en grandes bobinas que se pueden expandir como un bandoneón. Junto con el alambre de púas y el liso de acero galvanizado se utilizan para formar obstáculos o cerramientos de seguridad y de uso militar".

El lenguaje a menudo utiliza esta estrategia, como no tengo una palabra para este objeto nuevo, veamos ¿a qué se parece?, ¿a una concertina?, pues ya está: concertina. Quizás piensen ustedes (como yo) que parecerse, parecerse... solo en que ambos objetos se expanden, pero también hay que tener en cuenta que al pertenecer a campos semánticos muy distantes, no hay el menor riesgo de que un significado se confunda con el otro.


* Si están interesados en firmar una petición para que estas cuchillas sean retiradas, pueden hacerlo aquí.

4 comentarios:

  1. Pues buscando el significado de concertina para usarlo en un texto, me ha pasado lo mismo que a ti. La verdad no entiendo muy bien que tienen en común un instrumento musical con esos elementos de tortura. No sé, un poco forzado, no?

    ResponderEliminar
  2. Pues yo acaba de escucharlo referiendose a ese cable enrollado de la ducha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, pues ese significado sí que no lo conocía.

      Eliminar