jueves, 5 de febrero de 2015

¡No es nada lo del ojo... y lo llevaba en la mano!

La femme au chapeau de paille, de Alfred Stevens

José M. Iribarren en El porqué de los dichos explica el significado del dicho ¡No es nada lo del ojo... y lo llevaba en la mano!, expresión que siempre me ha parecido excelente para describir un hecho al que se le da poca importancia y sin embargo, la tiene y mucha. 

"Alude a algún personaje que perdió el ojo, por accidente o en pelea, y que, llevándolo en la mano, a la vista de todos, trataba de quitar importancia al gravísimo percance.

"Correas en su Vocabulario de Refranes, no cita esta expresión, pero cita varias de la misma índole y significado, como las de: No es nada la meada, y calaba siete colchones y una frazada. No es nada la meada, y calaba siete colchones y una manta, y hacia campanitas en el suelo. No es nada la meada: calaba siete colchones y nadaba un buey debajo. No es nada, que del humo llora. No es nada, sino que matan a mi marido. No es nadilla y llegábale a la rodilla.

"El padre Isla, en su famosa obra Fray Gerundio de Campazas, al hablar del sermón que Fray Gerundio predicó en su pueblo, cita el dicho No es nada lo del ojo, y llevábalo de fuera."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada